http://www.badajozjoven.com Medios de Transporte Registro de empresas gratuito Actuaciones, espectaculos, conciertos, teatro... Actividades, exposiciones, charlas, coloquios...
Badajozjoven.com
Domingo de Ramos
Lunes Santo
Martes Santo
Miércoles Santo
Jueves Santo
Viernes Santo
Domingo de Resurrección
19 de noviembre de 2017

JUEVES SANTO

COFRADÍAS:
-HERMANDAD Y COFRADÍA DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA HUMILDAD, NUESTRO PADRE JESÚS DEL PRENDIMIENTO Y MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES (Iglesia de la Purísima Concepción)

-PONTIFICIA Y REAL HERMANDAD Y COFRADÍA DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA HUMILDAD Y PACIENCIA Y NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD (Ermita de la Soledad)

1-Datos Históricos de la Ermita de la Soledad

La antigua ermita de la Soledad se acabó de levantar en 1664, a instancias del Duque de San Germán, para albergar la bendita imagen de Nuestra Señora. El templo, que dio nombre a la plaza, estaba situado en el terreno que hoy ocupa la Giralda y, tras la bomba caída en ella en 1811, fue restaurada en sucesivas ocasiones, las últimas entre 1918 y 1925. Finalmente, el estado que presentaba la ermita hizo que se declarase en ruinas, siendo derribada en el presente siglo para construirse un nuevo templo. Lo único que se conserva del antiguo edificio es su portada que, junto con una imagen de su titular, fue instalada a modo de oratorio público en uno de los parques de la ciudad.

En 1929, Dña. Joaquina Gómez Acosta cede unos terrenos en la misma plaza, esquina con la calle Duque de San Germán y a pocos metros de la anterior para levantar la nueva ermita. El proyecto quedó aprobado el 1 de mayo de 1931 bajo la dirección del arquitecto Martín Corral. La primera piedra la colocó el Obispo de la Diócesis, D. José María Alcaraz y Alenda, el 26 de diciembre del mismo año, trasladándose la imagen procesionalmente desde la Catedral a su nueva sede el 7 de julio de 1935. El bello edificio está rematado por un templete que a modo de torre se corona con una custodia. Sobre la gran portada, de corte clasicista, se disponen algunas vidrieras. Interiormente, la ermita se divide de forma muy curiosa en dos capillas superpuestas bien diferenciadas, estando tradicionalmente la Virgen de la Soledad en la inferior, que es la más antigua. La superior, de gran prestancia, está realizada en estilo neobizantino y fue donada por las Señoritas Olleros, siendo una réplica exacta del Salón del rey Luis II “El loco” de Baviera. Ésta se utiliza para la novena anual que celebra la Hermandad, al subir la imagen por el camarín a través de un elevador. La portada clasicista de la ermita, realizada en piedra, tiene una gran cristalera, lo que, junto a la iluminación de la Virgen, permiten que la venerada imagen esté visible permanentemente; siendo muy habitual ver a personas que le rezan desde la calle.

2-Historia de la Cofradía

En la segunda mitad del S. XVII se encontraba en Badajoz D. Francisco de Tutaville y de Tufo, Capitán General de Extremadura y Maestre de Campo General, más conocido como Duque de San Germán. Este personaje, napolitano de nacimiento y ferviente cristiano, se encontraba en la ciudad con motivo de la contienda hispano-lusa y parece ser que se deleitaba acompañando a las procesiones de la Virgen de las Lágrimas, de la de Bótoa y de la Virgen de las Virtudes y Buen Suceso en sus recorridos por las calles pacenses. El fue el verdadero precursor de la devoción local a la Virgen de la Soledad, sentando las bases de dicha advocación. D. Francisco de Tutaville, que desempeñó durante quince años el puesto de Gobernador General de Extremadura, sobresalió tanto por su noble origen como por su gran historial, haciéndose acreedor del nombramiento de Caballero de la Orden de Santiago, hecho acaecido en 1653, contando cuarenta y cinco años de edad. Además, el 16 de abril de 1649 se le concede el título de Duque de San Germán a su persona y a las dos generaciones inmediatas, “con jurisdicción sobre la ciudad de San Germán, sus villas y comarcas, sus hombres y vasallos y la citerior Sicilia, en el reino de Nápoles”.

En el año 1660, el Duque reunió en su palacio a todos los caballeros que se hallaban en la ciudad, expresándoles su voluntad de encargar una imagen de la Virgen de la Soledad. Tras un acuerdo unánime, se pensó en que realizara la obra un imaginero que el Duque conocía en Barcelona, pero al haber trasladado éste su residencia a la ciudad de Nápoles fue allí hacia donde se envió el encargo por mediación del Virrey de Cataluña. La imagen llegó a la ciudad después de muchas vicisitudes y tras pasar por Barcelona y Madrid, lo que explicaría el origen de la conocida Virgen de la Paloma madrileña, pintura que, al parecer, fue realizada con la Virgen de la Soledad de Badajoz como modelo; aunque este aspecto lo trataremos más adelante en el apartado de curiosidades.

Como detalle histórico hay que señalar que en 1661 se encuentra en Badajoz D. Juan de Austria, acompañado de los generales que sirven a sus órdenes en la campaña contra el Reino de Portugal, momento que pudo coincidir con el de la llegada de la talla.

Al llegar la imagen a Badajoz, ésta se depositó, por acuerdo de la Junta de Señores, en el convento de San Onofre (situado muy próximo al actual de las Descalzas, en la calle denominada del Pozo o San Onofre, actual Menacho), mientras se le hacía una ermita en el campo de San Francisco. El retraso del comienzo de las obras y el deseo del Duque de tener más cercana la imagen, hicieron que éste comprara unas casas libres de censo que estaban muy cerca de su palacio, construyendo así la ermita que él mismo costeó. La imagen de Nuestra Señora quedó colocada en su Santa Casa el 1 de abril de 1664, tras la bendición del entonces Obispo de la Diócesis, D. Fray Jerónimo Rodríguez de Valderas; concediendo en esta misma fecha licencia para establecer una “Santa Cofradía de devotos, esclavos y hermanos” que es aprobada dos días después. La súplica realizada por los caballeros para el establecimiento de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, pretendía canalizar la devoción hacia la imagen y estaba refrendada por los doce señores, militares y civiles que la fundaron. El historiador D. Teodoro López rescata sus nombres de las constituciones fundacionales: “Juan Martín Ruiz, Baltasar de Ledesma, Lucas González de Hoces, Juan Vázquez, Andrés Sánchez Hidalgo, Luis Hernández Tinoco, Francisco Carlos Pesagallo, Antonio Bartolomé Martín Pozo, Juan de Cuellar, Francisco García, Antonio López y Alonso Hernández; ante el notario Luis Fernández de los Reyes”. Muy pronto se hicieron hermanos de la Cofradía las personas principales de Badajoz, así como la mayoría de los “labradores honrados” de la ciudad; contribuyendo todos ellos al engrandecimiento de la ermita y de la Cofradía.

En la misma fecha se redactan las primeras constituciones u ordenanzas que contenían diecisiete capítulos, siendo aprobadas por el mismo prelado. De esta forma, el Duque de San Germán perpetuaba su obra con el objetivo de que la citada Cofradía rindiese culto y devoción a la Virgen de la Soledad y, además, que gracias a la caridad del pueblo de Badajoz pudiese subsistir por sí misma.

El Rey Felipe IV trunca los deseos de D. Francisco de Tutaville al nombrarlo en Aranjuez, el 26 de abril de 1664, Virrey y Capitán General de Navarra, estando en dicho puesto desde el 23 de mayo de ese mismo año hasta 1668.

En el S. XVII la Virgen de la Soledad compartía la devoción mariana de la ciudad de Badajoz con otras imágenes, especialmente con la de las Lágrimas, de Bótoa y con la de las Virtudes y Buen Suceso, que con sede en el Real Monasterio de Santa Ana era considerada “Patrona de Badajoz”. Pero el sentir popular hacia la imagen de la Soledad va en aumento, celebrándose en la ermita gran cantidad de cultos. Se decía un crecido número de misas diarias, siendo la Iglesia de la Soledad la primera de Badajoz de donde salió el Santísimo Rosario en público por las calles de la ciudad todas las noches del año.

3-La Procesión

En la tarde del Jueves Santo la salida de la Hermandad de Nuestra Señora de la soledad levanta una impresionante expectación entre los pacenses, pues al mero hecho de ser la Patrona de la ciudad se une la fe incontenible y el cariño que se le procesa. Esto hace que la plaza que lleva su nombre y las calles adyacentes aparezcan totalmente abarrotadas de personas ansiosas de ver salir del templo a su Divina Majestad. En este Jueves de Pasión nadie falta a su cita anual; así, a los ciudadanos de Badajoz se unen los pacenses venidos de otros lugares de residencia y los visitantes de la ciudad, para, agolpados en un gran tumulto, observar cómo se abren las puertas de la ermita y aparece la Cruz de Guía que, difícilmente, se abre paso entre el gentío. Una vez en la calle el magnífico Cristo de la Paciencia y el Santísimo Cristo Ecce-Homo, que desfilan un poco ensombrecidos por el protagonismo de la “Patrona”, la expectación se convierte en emoción, pues ya empiezan a salir los nazarenos de la Virgen con sus inmaculados hábitos albas. El momento está cerca. Los costaleros ya han conseguido salvar el primer escollo que supone las escalinatas interiores de la ermita; ahora, mientras que el murmullo se acelera y deja paso al silencio, los cargadores hacen un segundo esfuerzo para poner en la calle el paso de la “Gran Señora”, que en cuanto asoma el primer varal de palio por la puerta, provoca una explosión de júbilo en los encogidos corazones de sus hijos, para, segundos después y acompañando al Himno Nacional, dedicarle un emocionado y estruendoso aplauso mientras que más de una lágrima resbala por las mejillas de sus devotos. A este momento cumbre de la Semana Santa pacense, asisten las máximas autoridades de la ciudad, como el Obispo de la Diócesis, Corporación Municipal, Policía Municipal en traje de gala, etc...

Tras su salida, el paso de la Virgen de la Soledad regalará con su prestancia y personal tronío a los miles de personas que, en un desfile vibrante, triunfal y festivo, aguardan en las calles del casco antiguo pacense. El desfile de la Cofradía por el Paseo de San Francisco y su llegada al Hospital Provincial de San Sebastián son momentos de gran belleza y sentimiento pacense, para, desde aquí, iniciar el regreso a la ermita y protagonizar otro gran momento, el de la recogida de los pasos. Ahora, como en la salida, la emoción desbordada y las saetas despedirán a la “Madre” de Badajoz, pero sólo hasta mañana, hecho que sirve de consuelo a sus devotos. El acompañamiento musical está a cargo, tradicionalmente, de la Banda de la Cruz Roja, que en 1997 se ha transformado en la Agrupación Musical de la Asociación de Capataces y Costaleros de San José.

Este desfile, denominado “De Gala” al lucir la Hermandad sus mejores joyas, cuenta con siglos de historia desde la fundación de la Cofradía en 1664, recogiéndose ya comentarios sobre su bien ganada fama en el S. XVIII, procediendo los de fecha más reciente del año 1802.

Siguiente>>

www.badajozjoven.com

Portales Joven:
www.caceresjoven.com - www.badajozjoven.com - www.moralejajoven.com - www.sierradegatajoven.com - www.coriajoven.com
www.meridajoven.com - www.plasenciajoven.com - www.trujillojoven.com - www.vegasaltasjoven.com - www.donbenitojoven.com -
www.villanuevajoven.com - www.tierradebarrosjoven.com

Cartelera | Actividades y exposiciones | Actuaciones y espectáculos | Teléfonos de interés | Medios de transporte
Enlaces de interés | Callejero | Condiciones Generales | Registro de usuarios | Registro de empresas | PUBLICIDAD




Añadir a tus favoritos BadajozJoven como tu página de Inicio